Botonera

--------------------------------------------------------------

18.6.19

IV. "THE NEW AMERICAN CINEMA GROUP. ANTOLOGÍA DE TEXTOS DE 'FILM CULTURE' (1959-1968)", Ramón del Buey Cañas (coord.), Filmadrid / Shangrila, 2019





LLAMAMIENTO PARA UNA NUEVA
GENERACIÓN DE CINEASTAS

JONAS MEKAS


Jonas Mekas


Film Culture 19, 1959



N.º 19, 1959

La creación del Independent Film Award marca la llegada de una nueva generación de realizadores al cine estadounidense.

Hace tiempo que esto podría haber ocurrido. Esperábamos que sucediera con la desintegración del monolito de Hollywood en productoras de cine pequeñas e independientes. Pero nuestras esperanzas resultaron ser solo ilusiones. La mayoría de estas productoras independientes se convirtieron pronto en pequeños Hollywoods. 

Orson Welles, el único artista independiente que quedaba en el largometraje de ficción, es sometido y destruido constantemente, igual que en Touch of Evil.
El único cine libre era el que se realizaba en los cortometrajes experimentales. Sin embargo, últimamente esta práctica también se ha vuelto estéril y ha sido congelada en un género. La experimentación cinematográfica ha degenerado en «hacer filmes experimentales».

Todavía cineastas experimentales (y artistas como Orson Welles) mantienen vivo el espíritu del cine libre en Estados Unidos. Nosotros los elogiamos no tanto por sus éxitos como por la fidelidad con que han mantenido su curso. 

Sin embargo, para romper con las convenciones opresivas del filme dramático, el cine necesita un movimiento más amplio que el de los cineastas experimentales. 

Pensamos que ese movimiento está a punto de comenzar. 

Los primeros signos de una provocación más amplia son visibles. Una serie de filmes dramáticos, algunos ya completados, algunos próximos a finalizarse en los próximos meses —filmes como Shadows, de John Cassavetes, Weddings and Babies, de Morris Engel, Pull My Daisy, de Alfred Leslie y Robert Frank, Sunday Junction, de Edouard Laurot, y The Sand Castle, de Jerome Hill, por mencionar solo algunos—, denotan claramente un nuevo espíritu en el cine estadounidense: un espíritu que es similar al que guía a los jóvenes británicos concentrados alrededor del Free Cinema, un espíritu que ya se percibe entre algunos de los recién llegados del cine francés, como Claude Chabrol, Alexandre Astruc, Truffaut, Roger Vadim o Georges Franju, y un espíritu que está cambiando la cara del joven cine polaco. 

Básicamente, todos ellos:
desconfían y detestan el cine oficial y su rigidez temática y formal; están preocupados principalmente por la condición emocional e intelectual de su propia generación, en oposición a la preocupación neorrealista por la materialidad; buscan liberarse a sí mismos de la sobre-profesionalización y sobre-tecnificación que usualmente dificulta la inspiración y la espontaneidad en el cine oficial, guiándose a sí mismos más por la intuición y la improvisación que mediante la disciplina. (Así como el neorrealismo de la posguerra liberó a la cinematografía de las convenciones sobre iluminación de los estudios, acercándose con ello a la verdad visual, la nueva generación de cineastas podrá finalmente liberar la dirección, la actuación y la escenografía de sus concepciones comerciales y muertas, y continuar con la búsqueda de la verdad de sus experiencias y sueños) [...]





   



No hay comentarios: