Botonera

--------------------------------------------------------------

24.4.20

III. "LA VIDA NO ES UNA BIOGRAFÍA", Pascal Quignard, Shangrila 2020



Aaron Siskind


[...] Una biografía es una ofrenda vana, un cirio de más, una flor de tela, una ficción tras la muerte a las que el grupo recurre para enterrar a aquel que ha dejado de ser un miembro del colectivo de los vivos, con la finalidad de separarse de su espectro, de su influencia, de su inoportunidad, de su obsesión, de su dolor, de su dolor lancinante.
Porque una vida nunca es un relato.
El núcleo de aquello que se ha experimentado no está sometido a la mirada y nunca queda a merced de la lengua, adquirida con tanto esfuerzo durante los siete primeros años de la infancia, que no es más que un efecto secundario del sometimiento interior, del aseo personal y de la exhibición externa.

[...]

La obra misma, de la que ciertas vidas se rodean como si fuera un extraño espacio, como un jardín, no se parece a un diálogo. Lo que la conforma no es un significado. Es una forma viva que crece en su silencio. Un libro nombra aquello que ha abandonado el diálogo; un libro se escribe aparte, en soledad, en silencio. Nunca es una interlocución; ni siquiera una habilidad. Es un sentir. Es una extraña concreción que inventa su forma y que se dirige únicamente hacia ella mientras se consolida aleatoriamente en la frontera de las manos, de los ojos, de la respiración [...]






APOYA UN PROYECTO FUERA DE CUADRO




No hay comentarios: