Botonera

--------------------------------------------------------------

8.6.20

y XII. "LA MUERTE DE FRANCO EN LA PANTALLA", Nancy Berthier, Valencia: Shangrila 2020




Epílogo
"Matar al muerto": del Valle de los Caídos
al cementerio de Mingorrubio


Aunque los sucesivos relatos en torno a la muerte de Franco, a lo largo de los años, pusieron de realce la presencia de una herida abierta en torno a un pasado que no pasa, se tardó mucho en cuestionar abiertamente, en tiempos de democracia, la presencia del colosal mausoleo en el que descansaba el dictador en el Valle de los Caídos. En el monumento, mantenido por Patrimonio Nacional, y anualmente visitado por cientos de miles de personas (360), no se proporcionaba ningún discurso explicativo sobre las condiciones de su edificación, en particular por los presos, sobre su historia política o la identidad de los “Caídos” que formaban un descomunal osario de más de 33000 cuerpos ni, obviamente, información ninguna acerca de los dos difuntos sepultados en el altar mayor de la basílica, José Antonio Primo de Rivera y Francisco Franco Bahamonde, regularmente honrados en misas celebradas en el lugar. Hubo que esperar los años 2000 para que empezase a plantearse en serio la cuestión de la exhumación del cuerpo del dictador, como una respuesta lejana a la inhumación grandiosa del 23 de noviembre de 1975 destinada a plantear la cuestión memorística a partir de nuevos parámetros. En la perspectiva de nuestro libro, el relato de la exhumación, que tuvo lugar el 24 de octubre de 2019, cierra una página de la reelaboración audiovisual del evento de la muerte de Franco al presentarse como una suerte de contrarrelato cuyas imágenes oficiales, a la vez que hacen eco a las inaugurales, tratan de sustituirse a ellas en un proyecto reparador.

360. Según el diario El País, en un recuento del 3 de enero de 2019, “[l]as visitas al Valle de los Caídos han crecido en 2018 como nunca después de su reapertura en junio de 2012”, con un total anual de 378.875 personas (fueron 283.277 en 2017). RIANO, Peio H., “Las visitas al Valle de los Caídos subieron un 33,5 % el año pasado respecto al 2017” (03/01/2019).<https://elpais.com/cultura/2019/01/03/actualidad/1546533314_068761.html> [consulta: 11-01-2020].

[...]

Aunque en la mediaesfera nacional, el evento fue relatado de muy diversas maneras, en función de las características de las cadenas y de los programas en los que se insertó, la centralidad de la televisión pública para su cobertura la instauró en cierta medida como un relato de referencia que se plasmó en el especial de Los desayunos de TVE. (369) De hecho, su recepción fue excelente, con una audiencia récord de temporada de 440000 televidentes (un 17,8% de cuota) en su hora habitual, 634.000 espectadores (15,4% de cuota), entre las 10h02 y las 13h02, y 1.493.000 personas (17,3% de cuota, en La 1 y Canal 24 Horas) en la franja de 13:02 a 14:57. (370)

369. Los desayunos de TVE es un programa de debate político emitido en la primera cadena de Televisión española desde el 8 de enero de 1994, en un horario matinal de lunes a viernes. El periodista Xabier Fortes dirige el programa desde el 3 de septiembre de 2018.
370. Según RTVE, “la primera edición del Telediario con Ana Blanco, fue el más seguido al mediodía. Congregó ante el televisor a 2.174.000 personas y tuvo una aceptación del 17,9% en su emisión en La 1 y Canal 24 Horas, y es el más visto de la temporada”. Prensa RTVE, “La 1 lidera la sobremesa con un 13,9% y el TD 1 fue el más visto de esa franja” (25/10/2019).<http://www.rtve.es/rtve/20191025/1-lidera-sobremesa-139-td-1-fue-mas-visto-franja/1985440.shtml> [consulta: 11-01-2020].









Este relato se desarrolló durante unas seis horas, entre las 8h30 de la mañana y la 3 de la tarde, mediante un dispositivo mediático clásico de cobertura de un evento excepcional en directo, conducido por el presentador Xabier Fortes.371 Sentado a una mesa compartida con invitados que se iban sucediendo a lo largo de la mañana, el presentador fue orquestando el espectáculo desde un plató sobrio. Detrás de ellos, una pantalla servía de telón de fondo e ilustraba los comentarios con imágenes relacionadas con el evento. La mayor parte del tiempo, la pantalla era dividida en tres zonas: a la derecha, se emitían en directo imágenes del plató mientras que en la franja izquierda, dos subespacios presentaban vistas de los puntos de directo (Valle de los Caídos y cementerio de Mingorrubio) o material audiovisual de archivo (construcción del monumento, funerales de noviembre del 75, etc.). Se salía frecuentemente de este espacio de referencia para entrevistar a invitados ubicados en otros lugares (en casa, en sus lugares de trabajo). Por otra parte, los enviados especiales, desde el Valle de los Caídos y el cementerio, comentaban regularmente lo que estaba ocurriendo y el avance de las operaciones. Por fin, regularmente, se completaba el programa con la difusión de cortos reportajes o documentales en torno a diversos aspectos del evento: la noticia de la muerte de Franco, la filmación de los funerales, la historia del Valle de los Caídos, etc.

[...]


SEGUIR LEYENDO:






No hay comentarios: