Botonera

--------------------------------------------------------------

20.10.20

NOVEDAD / NARRATIVA: "HÍGADO. UN ÓRGANO FICTICIO CON UNA ANATOMÍA SUPERFICIAL DE CUATRO LÓBULOS", Will Self, Valencia: Shangrila 2020






En esta colección de cuatro piezas conectadas como cuatro lóbulos hepáticos, el hígado es la estrella de un sistema destinado a estrellarse. Algo (una adicción, una patología terminal, un buitre o un virus, como última voz narrante) te come el hígado; el hígado se come en pedacitos, en una sopa o como improvisadas galletas para perros; el hígado se engorda como un ganso en la campiña francesa, para ser devorado finalmente como una delicatessen de la especie, destinada al consumo de otra especie infiltrada entre nosotros. Infiltraciones y filtraciones, desplazamientos y desbordes, ciudades enteras como hígados, arterias y conductos, bilis y decadencia. 

Hace treinta años que Will Self es moderno, si la modernidad es un proyecto inconcluso especializado en desesperarnos, en asestarnos el slapstick de la adicción. En la caja de Pandora había, como un caramelo envenenado, deseo y esperanza. La esperanza de que el deseo se cumpliera. Will Self lo sabe, y sabe que no se cumplirá, excepto en dosis continuas de consumo y narcóticos, de escala variable e invariable resultado (mortífero). Lo banal se vuelve sobrenatural, Will Self ejecuta su incisión y se suspende la ley ordinaria de las cosas, las cosas se palpan y se diseccionan como un hígado, una bifurcación en el relato hace saltar los rieles del mundo. 

Pero al final hay un hígado en la cruz. Es la libra de carne como ofrenda, como órgano mayor agredido y entregado para no pensar, estrujado como un trapo. Will Self lo coloca en un altar. Descarrilado y negro, límbico, con un eco de Joyce y otro de Beckett como fondo litúrgico. La mitología se recicla, se regenera como un hígado. La escritura de Self tiene capas y capas, intensidad insoportable sin sentimentalismo, vocación por el detalle, miniaturismo y plano cenital. Hace, a fuerza de auscultar la más mínima materia, la arquitectura de una idea. El dibujo clínico, espléndido y ultra preciso, de un desastre.   
  


Más información:




No hay comentarios: