Botonera

--------------------------------------------------------------

22.11.20

XIX. "EN LOS MÁRGENES DE LA HISTORIA DEL CINE. UN BLOG COMME LES AUTRES", Jesús Cortés, Valencia: Shangrila 2020.




VOLVERÁN LOS VIENTOS CÁLIDOS
Nubes pasajeras (Aki Kaursmäki, 1996)


Nubes pasajeras (Aki Kaurismäki, 1996)


No habría demasiado acuerdo a la hora de elegir el momento donde Nubes pasajeras se convierte en una película especial. Algunos se decantarían por la última noche del Dubrovnik, el restaurante demodé que cierra sus puertas porque los clientes son demasiado viejos y ya no pueden consumir como antes. En un plano memorable, la dueña saluda uno a uno a los comensales –de gala, con echarpes ellas y pajaritas ellos, como cuando era el mejor sitio de la ciudad... después de la guerra–, pero no capta el momento en el que se van y toca agradecerles la fidelidad de tantos años. Aki Kaurismäki no abre el objetivo para recoger cuándo media más cercanía entre los personajes y se funden en un abrazo en lugar del ceremonial apretón de manos, creando esa pequeña incertidumbre, tan escurridiza al captar un gesto, de la intimidad. 

Otros quizá saltarían de la butaca con una sencillísima escena en la que Ilona (Kati Outinen) espera a Lauri (Kari Väänänen) al terminar su jornada como conductor de tranvía. Ella sube y lo besa sin decir nada más; plano lateral del vagón cuando se cierra la puerta y descenso hasta las vías mientras arranca la música; plano frontal que recoge a ambos viajando solos: ella agarrada a la barra, él ajustándose la corbata; plano fijo de otros tranvías dirigiéndose a su lugar de reposo y panorámica cuando el que atraviesa el encuadre es el de nuestros protagonistas; plano del coche en el que abandonarán el lugar, mirando en dirección contraria. Sirviéndose tan solo de su talento para la composición, Kaurismäki aprovecha el plácido reencuentro de cada noche para transformar un medio de transporte público en uno privado a través de un cotidiano interludio romántico que completa la metamorfosis hasta el modesto utilitario de él. Podrían ser otras escenas y quizá haya mejores ejemplos, pero todos se rigen por un mismo principio tan elemental como es el de saber qué mostrar de los personajes y cómo hacerlo [...]





SEGUIR LEYENDO:




No hay comentarios: