Botonera

--------------------------------------------------------------

8.3.20

X. "EL NUEVO CINE CHECO. REVOLUCIÓN CINEMATOGRÁFICA EN LOS '60", Cristina Gómez Lucas, Shangrila 2020



Las margaritas

[...]

Las margaritas (Sedmikrásky, Vera Chitilová, 1966)

Al comienzo del apartado dedicado a la influencia literaria y teatral vimos el punto de arranque de este film, una transformación, cuya naturaleza recordaba de algún modo a aquella aterradora mutación kafkiana que padecía el personaje literario Gregor Samsa. La primera escena da la clave argumental que hila, si es posible hilar en este caso particular, el desarrollo de la película. La directora nos presenta a sus dos protagonistas, Marie I y Marie II, dos muchachas que se dan cuenta de que el mundo está corrompido y deciden que inevitablemente ellas deben formar parte también de dicha corrupción. Las diabluras que a partir de ahí inician sirven de base para desarrollar lo que podemos calificar como el más significativo experimento formal dentro de la Nová Vlna, e incluso, uno de los más notorios dentro del panorama cinematográfico internacional de la década de los sesenta. Esta película es uno de los trabajos más sobresalientes del Nuevo Cine checo y además nos permite ahondar en la faceta de experimentación y fantasía que exploraron algunos miembros del movimiento. Ampliamos así la tendencia realista que hemos recogido a través de los films de Miloš Forman. 

Cualquier fuente bibliográfica que haga referencia a la Nová Vlna, por mínima que sea, siempre menciona el nombre de Chytilová como uno de sus miembros más destacables. De igual forma, si se señala algún trabajo de la directora, siempre aparece el título de este film. Su importancia es tal que, como bien señala Ruth Pombo en Vientos del Este, “esta película se considera generalmente la equivalente a Al final de la escapada (Á bout de soufflé, 1959) de Jean-Luc Godard en el nuevo cine checoslovaco” (p.279). Su impacto fue inmediato, también fuera de las fronteras checas. Por ello, es posible encontrar críticas y comentarios referidos a la película así como también entrevistas que concedió la directora en revistas especializadas de cine de aquella época (especialmente en Cahiers du cinema, prestigiosa publicación siempre atenta a lo más emergente del mundo cinematográfico). Gracias a tal cobertura mediática resulta más sencillo a día de hoy encontrar información sobre esta película, lo que permite emplear mayor diversidad de citas y referencias. Sin embargo, el éxito de Las margaritas no se extiende al resto de la filmografía de la directora. Tengamos presente que la mayoría de sus películas tuvieron una distribución muy limitada y en la actualidad no están disponibles en los mercados extranjeros. Si atendemos al caso español, solo se han estrenado dos de sus títulos, Las margaritas, en 1968 –con 117.697 espectadores en las salas de arte y ensayo, cifra nada despreciable– y El juego de la manzana (Hra o jablko, 1976) cuyo estreno tuvo lugar en 1979.

Abordemos una obra tan compleja desde el inicio mismo con el fin de acercarnos lo máximo posible al intricado juego que nos propone la directora. Las primeras imágenes, sobre las que se inscriben los créditos, muestran el funcionamiento de una máquina cuyo movimiento es constante y mecánico. Esta visión se intercala con secuencias aéreas de explosiones nucleares y bombardeos cuya fotografía emplea filtros de colores que dan ya indicios del experimento visual que tendrá lugar en el film. La alternancia de estas imágenes tan dispares por corte directo es una referencia al mundo en el que vivimos, una metáfora de la dicotomía característica de la sociedad contemporánea: la construcción y la destrucción. Glòria Salvadó en la introducción del DVD Las margaritas (editado por Intermedio, 2006) hace referencia a esta forma de establecer el contexto social y político:

Así, desde el primer instante del film, el público ya penetra en el dispositivo metafórico: el mundo de Marie I y Marie II es el del espectador, el ocupado por el trabajo en las fábricas, las cadenas de montaje, las guerras mundiales, las muertes sinsentido, el estricto régimen soviético que en aquellos años domina Checoslovaquia.

[...]



No hay comentarios: